Volver a página principal
2011-06-13
Los 5 Ministerios del Cuerpo
La iglesia inició bajo la iluminación del Espíritu Santo. Con el paso de los años muchas de las verdades centrales del inicio se han perdido, mas estas deben ser restauradas para que la iglesia pueda marcharse con el Señor limpia y gloriosa. Dentro de estas verdades del principio tenemos los cinco ministerios contituidos directamente por nuestro Señor Jesús: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro, los cuales vienen a ser la extensión de la mano de Dios, necesarios en el cuerpo de Cristo para un sano crecimiento.
La iglesia inició bajo la iluminación del Espíritu Santo. Con el paso de los años muchas de las verdades centrales del inicio se han perdido, mas estas deben ser restauradas para que la iglesia pueda marcharse con el Señor limpia y gloriosa. Dentro de estas verdades del principio tenemos los cinco ministerios contituidos directamente por nuestro Señor Jesús: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro, los cuales vienen a ser la extensión de la mano de Dios, necesarios en el cuerpo de Cristo para un sano crecimiento. La iglesia inició bajo la iluminación del Espíritu Santo. Con el paso de los años muchas de las verdades centrales del inicio se han perdido, mas estas deben ser restauradas para que la iglesia pueda marcharse con el Señor limpia y gloriosa. Dentro de estas verdades del principio tenemos los cinco ministerios contituidos directamente por nuestro Señor Jesús: apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro, los cuales vienen a ser la extensión de la mano de Dios, necesarios en el cuerpo de Cristo para un sano crecimiento.

Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos; así como obró e hizo milagros en el pasado, también lo hace hoy; no obstante, el mayor milagro es que hayamos nacido de nuevo.

Texto Base: Efesios 4:1-12
1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, 2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5 un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. 7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8 Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres 9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

En Efesios 4:8 Pablo está citando el Salmo 68:18, "Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, Tomaste dones para los hombres, Y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios."

LOS MINISTROS:
En las prédicas de las semanas anteriores hemos venido hablando de las señales, y dentro de ellas incluimos la que se le dio a los pastores de que hallarían al niño en un pesebre cubierto por pañales. Es importante hacer esta comparación, pues encierra el significado de que el cuerpo de Cristo fue cubierto de "tela" terrenal; dicha tela viene a ser una representación de los ministros, hombres que como la ropa terrenal, se ensucian, se estrujan y hay que volver a lavar y planchar; mas aún con sus imperfecciones han sido escogidos por Dios para llevar a cabo una función importante en el cuerpo.

Los versos 9 y 10 nos hablan de que Jesús al morir descendió a las partes más bajas de la tierra y arrebató las llaves al que tenía el imperio de la muerte; esto es al diablo (Hebreos 2:14),y así quien es El Alfa y Omega obtuvo las llaves de la vida y de la muerte. Igualmente vemos que no solo descendió sino que también subió a los cielos derrotando totalmente a Satanás y a sus demonios.

Cuando nos dice que el mismo constituyó, nos está diciendo que él mismo ha asignado y dotado.

CONSTITUIR = ASIGNAR, OTORGAR, DOTAR AL ALGO O ALGUIEN DE UNA NUEVA POSICIÓN O CONDICIÓN.

A lo largo de la historia de la iglesia han caído en desconocimiento algunos e los 5 ministerios en diferentes épocas. En nuestros días es muy común que tengan mayor aceptación general 4 de ellos, siendo el ministerio apostólico el menos reconocido. Esto es debido a varias razones que analizaremos más adelante.

APOSTOL:
Esta palabra proviene del griego, según la concordancia Strong
G651
ἀποστολή
apostolē
ap-os-tol-ay'

From G649; commission, that is, (specifically) apostolate: - apostleship.
Enviar, misión, apostolado como ministerio y aparece en estos pasajes: Hechos 1:25, Romanos 1:5, 1 Cor 9:2, Gálatas 2:8

Muchas personas solo toman el primer significado y consideran solamente que un apóstol no es más que una persona enviada o comisionada para una función y que por lo tanto cualquiera es un enviado. Pero ya vimos que fue Jesús mismo quien los constituyó.

VIGENCIA DE LOS 5 MINISTERIOS:
Ahora bien, podemos hacernos la siguiente pregunta ¿hasta cuando fueron constituidos los ministerios?

Efesios 4:13 nos dice que es hasta que todos lleguemos a:
1. La unidad de la fe
2. A un varón perfecto
3. A la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

¿Ha alcanzado la iglesia de Cristo este nivel? ¿Es una iglesia madura, o no es más bien aún una iglesia infantil? Ciertamente no hemos alcanzado este nivel, y por lo tanto, esta es una de las razones que justifican la vigencia de los 5 ministerios.

DADOS CON PROPOSITO:
En la actualidad, son bien aceptados los ministerios de pastor, maestro y evangelista, pero no sucede así en muchas iglesias con los profetas y apóstoles. Pero, ¿quién dio la orden de eliminar o suprimir estos dos ministerios si la escritura los sigue mencionando? este es un punto muy importante porque pertenece a la doctrina del principio.

Efesios 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Como nos muestran estos versos los 5 ministerios tienen el propósito de preservar, son para que crezcamos en la cabeza que es Cristo y también son para capacitar a los santos para la obra. Y el no entender este orden y aplicarlo ha hecho que surja el ministro tipo "hombre orquesta". Es muy importante el equilibrio y el balance en el cuerpo, ya que ovejas sanas engendrarán ovejas sanas.

De Cristo, nuestra cabeza, todo el cuerpo recibe edificación para crecer sanos en amor. En Jesús se evidenciaron los 5 ministerios. Esto podemos verlo cuando fue ungido por el Espíritu santo en Lucas 4:18-21.

1. Me ha ungido para dar buenas nuevas. La función del evangelista.
2. Me ha enviado a sanar. La función del pastor.
3. A pregonar libertad a los cautivos. La función del apóstol.
4. Vista a los ciegos. La función del maestro.
5. A poner en libertad a los oprimidos. La función del profeta.

Si estos cinco ministerios estuvieron en la cabeza del cuerpo, obviamente en el cuerpo también están. Tal como al principio, así será en el final. A pesar de las corrientes que inducen a no creer en la función vigente de los cinco ministerios.

LOS 5 DEDOS DE UNA MANO:
Los 5 ministerios los podemos asociar con cada dedo de la mano.
1. Dedo Meñique, tipo del Maestro. Es el dedito más pequeño que se puede usar para destapar el oído, ya que los maestros tienen la capacidad para escudriñar y explicar la Palabra de forma clara, sencilla y amena.
2. Dedo Anular, tipo del Pastor. Es el dedo de fuerza más suave y sutil, usado para untar las cremas y pasarlo delicadamente. El pastor cuida, protege, alimenta, consuela.
3. Dedo Mayor, tipo del Evangelista. Este es el dedo medio, el más largo, de mayor alcance. El evangelista alcanza a los perdidos.
4. Dedo Índice, tipo del Profeta. Este indica, señala, guía, confirma, consuela, y confirma con abundancia de Palabra.
5. Dedo Pulgar, tipo del Apóstol. Este es realmente el dedo menor de todos, pues solo tiene dos falanges y los demás tres. Regula y sienta aspectos doctrinales, cubre áreas de trabajo, coordina el trabajo en equipo de la obra. El apóstol, al igual que el dedo pulgar, es el que tiene que servir más.

¿EXISTE EL MINISTERIO APOSTOLICO PARA ESTE TIEMPO, O NO?
Al expresarse Pablo diciendo que como al último de los apóstoles, como a un abortivo se le apareció el Señor, muchos interpretan que realmente el fue el número trece y último de los apóstoles. Para esclarecer este punto es necesario considerar los tres tipos de apóstoles que han hay:

• DEL PADRE
o Hebreos 3:1. Cristo Jesús como apóstol enviado por el Padre, cuyo requisito único fue SER LA IMAGEN DEL DIOS INVISIBLE. Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús;(APOSTOL NO. 1)

• DEL HIJO
o Estos fueron los 12: Simón (Pedro), Andrés, Jacobo, Juan, Felipe Bartolomé, Tomás, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo (Tadeo), Simón el cananista, Judas Iscariote quien fue sustituido por Matías. (Con estos doce más Jesús, YA VAN TRECE APOSTOLES).

o Estos tuvieron que llevar los siguientes requisitos, según Hechos 1:21-22, de manera que cuando fue necesario sustituir a Judas, solo dos hombre los cumplían: Matías y José (Justo) pero la suerte recayó sobre el primero. "21 Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, 22 comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección."

• DEL ESPÍRITU
o Vinieron por la delegación de Jesús al Espíritu Santo, desde los tiempos de Pablo hasta que alcancemos la estatura de la plenitud de Cristo.

o También tienen sus requisitos, pero diferentes.

ALGUNOS DE LOS APOSTOLES DEL ESPIRITU SEGÚN LAS ESCRITURAS
DE SAULO A TARSO:

Hechos 9:5 – El Señor se le aparece, es enviado ciego a Damasco, debe buscar a Ananías. A partir de este punto, transcurren aproximadamente 9 años y ocurre algo especial en el ministerio de Pablo.

Hechos 13:1 – Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.
Dice este verso que en esta iglesia había profetas y maestros, y cita una lista de nombres, y esto es similar a decir que indicar por ejemplo que había en un lugar médicos e ingenieros y luego dar una lista de nombres. Lógicamente podemos deducir que todos los citados o son médicos o son ingenieros. Igualmente en el pasaje deducimos que todos los citados eran o profetas o maestros. Entre ellos queremos resaltar a Bernabé y a Saulo, quienes por estar entre el grupo, eran o profetas o maestros, y en lo particular, consideramos que Bernabé era profeta y Saulo, maestro.

PABLO Y BERNABE
Hechos 13:2-3 - Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. 3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

Vemos que la iglesia reconoció el llamado en ellos y que estos no estaban sueltos sino que eran parte del cuerpo. Ahora bien, ¿cuál era esta obra para la cual fueron ellos apartados? El capítulo siguiente de Hechos 14:8-15, específicamente en el v. 14 claramente explica que Bernabé y Pablo desempeñaban el ministerio apostólico. (SEGÚN LA CUENTA QUE LLEVAMOS YA SERÍAN 15 APÓSTOLES).

8 Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. 9 Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, 10 dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. 11 Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros. 12 Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. 13 Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios. 14 Cuando lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rasgaron sus ropas, y se lanzaron entre la multitud, dando voces 15 y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay.

LOS HERMANOS DEL SEÑOR:

Vemos también en 1 Corintios 9:1-5 que Pablo no solo habla de su apostolado y el de Bernabé, sino que hace mención de otros apóstoles que aumentarían el número de nuestro conteo.

1 ¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor? 2 Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor. 3 Contra los que me acusan, esta es mi defensa: 4 ¿Acaso no tenemos derecho de comer y beber? 5 ¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? 6 ¿O sólo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar? 6 ¿O sólo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar?

Cefas es Pedro y está contado entre los 12 del Señor. Y los hermanos del Señor, sabemos por referencia de Mateo 13:55 que se refiere a Jacobo, José, Simón y Judas.

En Gálatas 1:19, 2:8-9 nos confirma que Jacobo también era apóstol. Y en Judas 1, se confirma que el escritor de esta carta era hermano de Jacobo, y se infiere por 1 Corintios 9:5 que el también era apóstol. (NUESTRO CONTEO AUMENTA A 17 APOSTOLES).

19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.
8 (pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles), 9 y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.
1 Judas,(A) siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo...

PABLO, SILVANO Y TIMOTEO
2 Tesalonisenses 1:1, 2:6
1 Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios Padre y en el Señor Jesucristo: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
6 ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.
Pablo está escribiendo esta carta a nombre suyo y de Silvano y Timoteo y se refiere a ellos tres como apóstoles. (NUESTO CONTEO AHORA VA POR 19 APOSTOLES).

JUNEAS Y ANDRONICO:
Romanos 16:7 Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y mis compañeros de prisiones, los cuales son muy estimados entre los apóstoles, y que también fueron antes de mí en Cristo.

Aquí se entiende cuando dice entre los apóstoles a que es semejante a decir, entre los médicos cardiólogos, etc. es decir entre los que comparten un mismo oficio, o sea que Junias y Andrónico se pueden considerar también como apóstoles.

Aunque hay controversias en el sentido de si el nombre Junias es femenino o masculino, y si eran estimados por los apóstoles o contados entre los apóstoles, nos inclinamos más esta segunda interpretación. (http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico/2788/que-significa-junias/).

REQUISTOS DEL MINISTERIO APOSTOLICO

En la actualidad hemos pasado del desuso total de este ministerio a la exageración en la cual todos quieren ser apóstoles. Más Pablo indica en 1 Corintios 9:1 algunos requisitos:

• ¿No soy apóstol? – se refiere a tener la certeza del llamado. Es un sentir interno, individual.

• ¿No soy libre? – Se refiere a no tener una voluntad atada a la de los hombres. Se refiere al aspecto exterior de no ser movido por mandamientos de hombres.

• ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? – Se refiere a una señal privada, tener certeza de su resurrección. Es un sentir interno.

• ¿No sois vosotros mi obra en el Señor? – Se refiere a haber alcanzado personas y haberlas formado para ser ministros en el Señor, iglesias fundadas. Hay un respaldo porque este ministerio viene con la gracia para realizar esta obra. El sello del apostolado es tener hijos ministros, no clones, sino cada uno en su llamado siendo usado por el Espíritu de acuerdo a la gracia de Dios en él.

AFRAGIZO = SELLO. Indicar seguridad y permanencia, preservación de algo genuino.
1 Corintios 4:5
1 Timoteo 1:1-2

FALSOS APOSTOLES:
Apocalipsis 2:1 hace referencia a que esa iglesia había probado a los que se dicen ser apóstoles y no lo son. Esta carta se escribió en el año 96. Cristo vivió hasta el 30-33, es decir que fue 63 años despés. ¿Si para este tiempo ya no existían los apóstoles, por qué esta iglesia los había estado probando? Es ilógico pensar que ellos se referían a que los únicos que habían eran falsos apóstoles, sino que el mismo hecho de la existencia de estos falsos apóstoles, es la prueba de la existencia de los verdaderos.
En nuestro Señor Jesús se evidenciaron los cinco ministerios, y la Palabra nos dice que Él mismo los constituyó con un propósito muy bien definido: la sana edificación y crecimiento de la iglesia hasta que alcance su estatura plena.

A pesar de ser ejercidos por seres humanos imperfectos, los excesos o errores que hayamos podido cometer a lo largo de la historia de la iglesia no invalidan el propósito de Dios al dejar los ministerios.

Aprendamos a reconocer lo falso, pero también a aceptar lo verdadero, y sobre todo, volvamos a las verdades fundamentales de la iglesia primera.