APRENDIENDO A DAR Y DARNOS A DIOS

Segunda Predica del domingo 22 de junio de 2014

Por el pastor Mauricio Rojas

Mateo 22:19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario.

Muchos hacen énfasis en lo que significaba el denario, en lo que significaba el valor económico, pero el Señor resalta algo importante. Él enfatiza es en lo que tiene la moneda. El básicamente dice préstenme una moneda y pregunta de quién es la imagen que está en ella,  todos contestan y dicen es de César.

Yo tomé una moneda y si notan todas las monedas tienen el rostro de alguien en esas monedas haciéndoles tributo.

Ellos le contestaron es de César, y Jesús dijo dad a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios, pero Dios me hizo ver que en ese momento la honra es de quien estaba plasmado en esta moneda.


Mateo 22:20-21 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? 21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

Así como honramos  al sistema, a las autoridades, más debemos honrar a Dios. Nosotros podemos honrar a Dios con lo que le damos, nuestra vida, alabanza  adoración, ofrendas, diezmos.

Malaquías 1:6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

Dios dice ¿Cómo quieres que manifieste mi poder en los lugares y congregaciones si no me dan el lugar que merezco?

Probablemente hablamos de éxitos y hablamos de logros, pero nos estamos olvidando darle la Honra a Dios. Muchos pedimos que queremos tener una relación extraordinaria con Dios y Dios mismo nos permite entregarle nuestro tiempo y servicio, y si Dios nos permite darle a Él es porque nos da la oportunidad  para demostrarle lo que Él significa para nosotros.

El Señor empieza a hablarme que le demos Su lugar, Dios le reclama a Israel que le llaman Padre pero dónde está su amor, le llaman Señor pero donde está la reverencia. No es solamente lo que pronunciemos sino lo que le entregamos.

Malaquías 1:7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable.

Hoy día muchos cristianos están ofreciendo ante Su altar pan inmundo. Dios ha estado mostrando su Gloria de una manera poderosa, Dios está provocando un avivamiento maravilloso, pero le traemos pan inmundo, no le damos lo que merece.





DEBEMOS DAR A DIOS LO MEJOR DE NOSOTROS

Malaquías 1:8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.

Presentación de ofrenda defectuosa.

En la antigüedad la ofrenda era un animal, ese animal tenía que ser sin defecto, ese animalito tenía mucho valor, pero los animales defectuoso no tenían valor, cuando nosotros comenzamos a introducirnos a un sistema y dejamos de darle a Dios lo mejor de lo mejor, Dios se siente ofendido porque Él dice: ¿me llaman Padre,  me llaman Señor y donde está la reverencia hacia mí?

Jesús dijo: a César lo que es de César. Sean buenos en la tierra, sean buenos padres, buenas madres, pero no nos olvidamos de Dios, cuando hablamos de nuestra ofrenda empezamos a darla defectuosa.

Malaquías 1:9 Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos.

Dios no va a manifestar Su favor y Su gloria en un lugar donde no se le dé Su lugar.

Malaquías 1:13 Habéis además dicho: ¡Oh, qué fastidio es esto! y me despreciáis, dice Jehová de los ejércitos; y trajisteis lo hurtado, o cojo, o enfermo, y presentasteis ofrenda. ¿Aceptaré yo eso de vuestra mano? dice Jehová.

Nuestro deber es darle todo el lugar al que merece toda la Gloria.

¿Qué es una ofrenda Ciega?

Todo lo que hacemos para Dios a veces no es sencillo, pero, ¿cómo no lo vamos a hacer cuando sabemos que Dios lo ha dado todo por nosotros? Lo que hacemos para Dios no puede ser una carga, es  una oportunidad para demostrarle lo que Él es para ti. El servicio es la oportunidad para que muestres a Dios lo que Él es para ti.

Uno no puede dar por obligación, por eso la Biblia habla del dador alegre, la ofrenda, el diezmo, la alabanza, la adoración.

Ciego
•    No tener una visión clara de quien es Dios. Como sea el concepto que tengas de Dios así le servirás. Lo máximo es servirle a Él. Cuando tenemos el concepto claro de lo que es Dios uno nunca se va a cansar de servirle, porque uno se siente honrado de servir al Rey de reyes, al Señor de señores.

•    Servir a Dios sin visión
Sirve a Dios con visión entendiendo lo que estás haciendo, pidamos la Gracia para que en lo que hagamos podamos transmitir el amor de Dios. Dar gracias a Dios por servirle por la oportunidad de honrarle. Es un error servir con la visión de crecer dejando de lado lo que Dios merece.

•    Perder la Visión
Cuando inicio en el servicio y en el camino comienzo a ver que puedo lograr otras cosas, pierdo la visión para lo cual empecé el servicio. Aunque nosotros crezcamos nunca debemos perder la visión, debemos pedirle a Dios siempre estar protegidos con una cobertura apostólica, debemos estar cubiertos para nunca desviarnos.

Levíticos 21:18-20  Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado,  o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado.

Esto quedó como una figura, son enfermedades espirituales, esto hace referencia a lo que significa en el sentido espiritual. Todo lo que quedo escrito es figura, Pablo lo dijo en Corintios.

El QUE SIRVE A DIOS DEBE TENER UNA VISION CLARA

Mateo 15:14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

El que guía a otro debe tener una visión clara de quien es Dios, así nuestras visiones y convicciones van a ser impactantes para guiar a otros. Entonces los líderes debemos tener una visión clara de quien es Dios, saber ¿por qué hoy debo predicar?, ¿por qué hoy debo servir en la puerta?

CEGUERA ESPIRITUAL

Mateo 12:22 Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba.

Estorbos espirituales
Hermano puede ser que estés abriendo puertas espirituales, cuando una persona empieza a contaminarse puede perder la visión a lo que fue llamado, por eso las malas juntas corrompe las buenas costumbres, puede ser que estés abriendo puertas al enemigo.

Dios puede tener un vallado alrededor de nosotros pero nosotros podemos estar abriendo la puerta y en nuestra necedad, esté relacionándome en un ambiente donde no hay conceptos de Dios.

CAUSA DE UNA CEGUERA ESPIRITUAL

Autosuficiencia espiritual

Apocalipsis 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

El día que creas que ya lo escuchaste todo, hasta allí llegaste, pero cuando tú ves a todos los demás como superiores a ti te vas a volver sabio.

No olvides jamás de dónde vienes, uno nunca debe olvidar que vienes de abajo, nunca perder de vista que de Dios vienen todas las cosas.

Marcos 10:46-47 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.

Este hombre estaba junto al camino, no en el camino, Jesús habla de la parábola del sembrador, cuando habla de los que están junto al camino son personas que gozan de la Palabra, se deleitan pero viene Satanás y se lleva la semilla.
Nuestro servicio y alabanza no debe estar sujeto a las emociones, aunque hay momentos que nuestra alma está acongojada y no quiere nada, el problema es que el enemigo aprovecha esa situación.

El señor dice que debemos descansar en Él, que tomemos su yugo, que es el servicio. Cuando estoy cansado y sirvo a Cristo se me va el cansancio. He aprendido que por más que sirvo a Dios uno no se cansa, en Él se renueva las fuerzas.

El hombre que estaba junto al camino, entendió que su oportunidad era en ese momento, cuando Jesús pasaba.

Traigo un mensaje de parte de Dios, que si aún no tienes una claridad de quien es el Señor, y quieres honrarlo en tu casa, en tu trabajo, en la congragación, no sientas vergüenza al decirle Señor yo quiero entender a quien estoy sirviendo y alabarte.

Este hombre junto al camino gritaba mas aunque muchos probablemente lo querían callar, pero cuando alguien tiene necesidad no hay nada que le pueda detener.

Marcos 10:48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!

Así mismo como hizo aquella mujer que en medio de la multitud hizo todo por tocarlo. Si tienes necesidad demuéstralo, Padre te necesito, díselo. Como cuando venía Pedro hundiéndose, él clamó y allí mimo el Señor lo salvó.

Siempre debemos ver a Dios con una convicción de quien es Él.

Marcos 10:49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.

Le dijeron a ese ciego, levántate que Jesús te escuchó, era la oportunidad que le estaban dando. Cuando tenemos un concepto claro de quien es Dios empezamos a ser dadores alegres, a acercarnos por lo que es Él.

Marcos 10:50-52 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.
Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.  Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

El manto representa tu identidad, a este hombre no le importó quien era el, se despojó de todo con tal de estar cerca de Él, cerca de Jesús.

Tu puedes ser exitoso pero todos tenemos necesidad, hay que tener cuidado, hay que pedirle a Dios que nos dé una visión. El centro de todo es Jesús que nada importe más que Él.